Asociación de Gestión Humana Bogotá y Cundinamarca

  • Banner
  • banner-foro92018
  • Banner-webinar-agos2018
  • BANNER
  • banner
  • Banner
  • bannertui

Cápsula jurídica Posibilidad de despido a trabajadores amparados por sindicatos

Con el ánimo de dar un poco de claridad al tema de los despidos a trabajadores amparados por los sindicatos, consultamos al abogado y miembro del Comité Jurídico de ACRIP Bogotá, Alejandro Castellanos, quien respondió preguntas básicas al respecto.

Capsula Juridica2

Alejandro Castellanos, Director del área de representación judicial y litigio en López & Asociados – Miembro del comité jurídico de Acrip Bogotá

.

¿Es posible despedir a un empleado que está suscrito a un sindicato? ¿Qué consideraciones se deben tener en cuenta para hacerlo?

Existen restricciones en algunos casos como se explica a continuación:

Trabajadores que se encuentran amparados por fuero sindical

Los trabajadores amparados por fuero sindical no podrán ser despedidos sin justa causa; en caso de existir justa causa de despido, aquella deberá ser previamente calificada por parte de un juez laboral mediante un proceso judicial. No se requiere el levantamiento del fuero para finalizar el contrato de trabajo por vencimiento del término fijo, cumpliendo las reglas relativas al preaviso de no prorroga.

Personas que se encuentran amparados por fuero sindical:

  • fundadores de la organización sindical desde su fundación y hasta dos meses después de la inscripción del sindicato en el archivo sindical del Ministerio de Trabajo (la protección será máximo hasta de seis meses en caso que hubiere demoras del Ministerio en efectuar la inscripción)
  • quienes se afilien al sindicato durante el periodo comprendido entre su fundación y la inscripción en el archivo sindical, estos tendrán protección durante el mismo periodo de los fundadores
  • miembros de la junta directiva del sindicato (10 máximo)
  • miembros de las juntas seccionales del sindicato (10 máximo por seccional)
  • miembros de la comisión de reclamos ante la empresa (2 máximo)

Trabajadores sindicalizados pueden tener de forma temporal un régimen especial de estabilidad denominado fuero circunstancial y que los protege durante los conflictos colectivos de trabajo.

El fuero circunstancial comienza a operar desde el momento de presentación del pliego de peticiones y hasta que exista una nueva convención colectiva de trabajo (sea porque las partes llegan a un acuerdo para suscribirla o sea que esta se derive de un laudo arbitral, caso éste último en el que el fuero circunstancial se extiende hasta el momento en el que el laudo arbitral quede ejecutoriado, lo cual puede llegar a suponer que el fuero se mantenga hasta cuando la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia resuelva el recurso de anulación contra el laudo).

El fuero circunstancial impide que el trabajador amparado sea despedido sin justa causa. Ahora bien, en caso de existir justa causa, el empleador puede finalizar el contrato de trabajo sin solicitar autorización previa ante las autoridades judiciales o administrativas. Sin embargo, en caso que el trabajador demande y el juez laboral considere que no existió justa causa para el despido, habrá lugar al reintegro del trabajador.

De ser obligatorio el reintegro de esta persona a la empresa, ¿cómo se debe manejar ese proceso? - factores a tener en cuenta.

En caso de ordenarse judicialmente el reintegro de un trabajador amparado por fuero sindical o por fuero circunstancial, éste deberá ser readmitido por el empleador para que desempeñe el mismo cargo que ejecutaba antes de la terminación de su contrato o uno de igual o superior categoría. Habrá lugar al reconocimiento de los salarios, prestaciones legales y extralegales, aportes a seguridad social que se hubieren causado desde la fecha de desvinculación del trabajador y hasta el momento de su reintegro. En estos casos deberá estarse atento a solicitar al Juez respectivo que frente a ciertos pagos que hubiere percibido el trabajador como consecuencia de la terminación de su contrato (indemnizaciones por despido, pagos de vacaciones en dinero y pagos de cesantías) se ordene al trabajador su reembolso o se autorice su compensación con los pagos que se causen como consecuencia del reintegro.

En algunos casos en los que se ordena el reintegro por vía de tutela como medida transitoria de protección al trabajador, es posible que no se ordene el pago de sumas de dinero como consecuencia del reintegro, pero se le indique al trabajador que reclame tales pagos por la vía ordinaria; así mismo, puede el Juez de tutela señalar que no obstante ordenarse el reintegro como medida provisional, debe el trabajador demandar la aplicación definitiva del mismo por la vía ordinaria dentro de los 4 meses siguientes so pena de que el reintegro pierda su efectividad.